REFLEXIONES PARA PADRES DE FAMILIA

Reflexiones para padres de familia

 

Los cambios vertiginosos que se observan en nuestro mundo global, conllevaron a que nunca como hoy dispusimos de tantos medios materiales, ni de tantos conocimientos disponibles para expandir nuestra inteligencia. Pareciera que finalmente que una gran parte de la población mundial tendría todas las condiciones necesarias para ser libre y feliz. Puro engaño! El poder económico asociado a los medios de comunicación social, impusieran la tiranía del tener, dónde se compran consciencias y se venden voluntades, y dónde se consideran como lícitas, acciones, conductas y comportamientos antinaturales y destructivos. Es la crisis de una sociedad vacía de ética, de moral, de responsabilidad y de valores. Hay señales claras de la necesidad de un nuevo orden económico, social y político, lo que nos hace creer que vamos ser capaces de construir la sociedad del ser, y de rescatar los valores y las virtudes que dan sentido a la vida del ser humano.

En este contexto, ¿cómo se encuentran muchos padres de familia, con relación a la educación de sus hijos? De acuerdo a mi experiencia como asesor familiar, yo diría que, llenos de temores y desconcertados. Se trata en gran mayoría de padres comprometidos, el problema es que basaron la educación de sus hijos en la intuición y en el empirismo con que sus padres les educaron a ellos, es decir, como si el mundo no hubiera cambiado, y el mundo definitivamente cambió!

Es necesario que los padres de familia entiendan que educar en nuestros días, exige que nos preparemos y nos formemos, para tan desafiante y maravillosa tarea, tal cual nos preparamos para poder ejercer nuestras actividades profesionales. Hay que tener en cuenta que educar constituye la responsabilidad primera de los padres, y que si queremos que nuestros hijos cambien, tenemos que como adultos, cambiar primero.

 

Te invitamos a que reflexiones con tu pareja sobre las siguientes cuestiones:

 

  • ¿Tienes un proyecto de familia?
  • ¿Cómo te gustaría que fuesen tus hijos?
  • ¿Tienes un proyecto educativo para cada unos de tus hijos?
  • ¿Te consideras totalmente preparado para educar a tus hijos?
  • ¿Dedicas suficiente tiempo para estar con tus hijos?
  • ¿Qué valores les estás trasmitiendo?
  • ¿Predicas con el ejemplo?
  • ¿Conoces las varias etapas del desarrollo, físico, cognoscitivo, emocional y social de los niños y adolescentes?
  • ¿Conoces las crisis y los retos de cada etapa?
  • ¿Eres una padre/madre permisivo y sobreprotector?
  • ¿Eres un padre/madre autoritario, que grita a menudo con tus hijos?
  • ¿Pierdes fácilmente tu control emocional?
  • ¿Aplicas la disciplina asertiva?
  • ¿Escuchas a tus hijos?
  • ¿Sabes cómo comunicarte asertivamente con ellos?
  • ¿Compartes los tiempos libres de la familia con tus hijos?
  • ¿Conoces sus aficiones?
  • ¿Conoces los programas de televisión que tu hijo mira?
  • ¿Conoces a sus amigos?
  • ¿Sabes cuáles son sus contactos en las redes sociales?
  • ¿Les permites a tus hijos, pasar las horas que quiera, frente al televisor, o en la computadora, o usando los celulares?
  • ¿Conoces los lugares que frecuenta?
  • ¿Tu hijo siempre anda con más dinero de lo que necesita?
  • ¿Sabes cómo prevenir los peligros que tu hijo se enfrenta?
  • ¿Hablas con tus hijos, sobre su desarrollo sexual?
  • ¿Eres un padre policía, un sabelotodo, o pasas la vida dando sermones?
  • ¿Vives a través de mis hijos?
  • ¿No tienes vida propia?
  • ¿No sabes decirle, no?
  • ¿Te das cuenta como te comportas con tus hijos?

 

Con base a tu reflexión sobre las cuestiones que te colocamos, te propongo que escribas  en una hoja, las características que te identifican como padre/madre; luego en la misma hoja indica también las características que quieres cambiar.

Finalmente, hace un plan de cambio:

¿Qué  voy a cambiar?

¿Cuáles son los bloqueos que me impiden da cambiar?

¿A quienes voy a pedir ayuda, caso la necesite?

¿Qué objetivos quiero lograr?

¿Cómo lo voy hacer?

¿Cuándo lo voy hacer y en cuanto tiempo?

¿Cómo voy evaluar mi plan de cambio?

 

No olvides de que tú eres responsable por tu propio cambio, y tal como ya referimos anteriormente, para que tu hijo cambie, es fundamental que te propongas a  cambiar primero!

Espero que las ideas transmitidas en este artículo, sean un estímulo importante para que seas el padre/madre que quieres ser. El regalo del amor, es la vida y tus hijos representan ese fantástico y único regalo.  Acepta la responsabilidad de educar a tus hijos con entusiasmo y alegría, al hacerlo tú también estarás creciendo como persona!

 

Antonio Pinto

ap.psicoterapia@gmail.com

www.psicologoadistancia.com

 

 

 

            

 

 

 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar